De cómo Botana le explicó a Uve el suceso Servadac

A dos días de que Uve llegara por mar al islote mediterráneo, hallase con Botana en su minúscula terraza discutiendo lo improvistos metereológicos acontecidos en el mundo esos últimos meses cuando, unas copas de vino después, Uve se lanzó con una teoría conspiranoica de la que Botana dio cuenta a carcajadas.
-¡Explícamelo de nuevo!
-La tierra, debido a un seísmo de proporciones mastondónticas, se ha movido. Su eje ha sido modificado y debido a ello, partes de algunos continentes se han desplazado. Entre ellos el litoral ibérico. Creo que en estos momentos, España (innegablemente Europa y Asia la acompañan) ha cambiado su latitud. Debemos hallarnos dónde antes estaban las Azores. Es por ello que nuestro clima es mucho más tropical, sufriendo temperaturas muy cambiantes del día a la noche, humedades extremas, y principalmente esas brumas inexplicables que asolan Barcelona estas últimas semanas. Amén de esas nieves tremebundistas que cayeron en plena primavera.
-Y dime amiga mía, ¿por qué nadie ha comentado este suceso tan singular?
-Querido Botana, si tu fueses un científico trabajando con los más avanzados cachivaches del siglo XXI, comunicado con el mundo (el inframundo y el supramundo) a través de medios tan avanzados como Internet, y con una vasta capacidad para prever cualquier fenómeno paranormal… ¿cuál sería tu reacción si se te escapara algo tan grande, inconmensurable y terrorífico como esto?
-Sin duda permanecería callado como una tumba.
-Ahí estamos.

Tras unos minutos de silencio y reflexión sobre tamaña teoría del Apocalipsis metereológico, desplazamientos de ejes y rotaciones terrestres, Botana le dijo a Uve:

-¿Conoces la aventura de Servadac?
-¿Perdón?
-Héctor Servadac-
-Me suena de algo…-disimuló Uve
-Héctor Servadac es el protagonista de uno de los mejores libros fantásticos de Julio Verne. Te recomiendo encarecidamente su lectura. Encontrarás en ella curiosos parecidos con su teoría conspiranoica. Lamentablemente es un libro descatalogado pero presumo de poseer un ejemplar de cantos dorados. Si lo deseas puedo prestártelo.
-Querido Botana, intentaré encontrarlo en un almacén de libros perdidos que conozco en la parte vieja de la ciudad.

Dicho esto, los dos amigos se despidieron y prometieron volver a verse a la vuelta del viaje. La señorita Uve encontró, efectivamente, un ejemplar del libro de Verne y partió de periplo por el Mediterráneo.

¿Creen ustedes en las coincidencias o todo lo marca el destino?

Hallase la intrépida Uve leyendo el libro en la punta del Faro de la Mola, un fabuloso acantilado de vistas vertiginosas sobre el mediterráneo, cuando el protagonista de la odisea Héctor Serdavac, llega a un faro de una isla del mediterráneo.
Extrañada por la coincidencia Uve interrumpe la lectura y alzando la vista y a unos 25 escasos metros de ella, divisa un monolito con una inscripción.

“JULIO VERNE. Novelista genial y profeta de la ciencia. Eligió este lugar para el desarrollo de su novela Héctor Servadac o viaje en el equinoccio de otoño de MCMLXXVIII. Se le dedicó este homenaje en La Mola de Formentera bajo los auspicios del Ayuntamiento de Fomentera, Fomento de Turismo de Ibiza y Formentera y la colaboración de los residentes franceses en las islas”

La tierra se mueve de forma continua. Pero a veces se detiene inesperadamente y los acontecimientos se apelotonan tras el primero, formando un fila de torpes choques inesperados, de felices coincidencias y divertidas casualidades.

Sandra Uve

Anuncios

16 thoughts on “De cómo Botana le explicó a Uve el suceso Servadac

  1. UN curioso caso de serenditipy.
    Me parece muy buena esta forma de esplicar
    todos estos canvios (climatologicos) que vivimos.
    Y atender a ese mundo secreto que nos rodea
    un saludo y beso de los de verdad.

    Me gusta

  2. Y además os diré una cosa, creo muy en serio que todos deberíamos comportarnos como Wilder & Pryor en todos, todos Y DIGO TODOS, los establecimientos de esta ciudad… entonces se liaría una buena.

    Me gusta

  3. atención Otto, que David acaba de decirme unas teorías de la conspiración humanas:

    Según él que Christopher Walken y Gary Oldman son la misma persona (además añade que sólo puede saberlo Fat Boy Slim)

    dice que “esos dos seguro” .

    Y que “podría serlo” también la misma persona:

    Gene Wilder, Dustin Hoffmam y Peter Sellers (la misma persona los tres)…

    Tengo miedo.

    Me gusta

  4. Está claro que la tierra se detiene. A veces es una deceleración suave y otras un frenazo brusco. Nuestros cuerpos no lo notan debido a la gravedad. Pero nuestras emociones, anhelos y sentimientos sufren la perturbación. Y no han inventado aún los airbags para los choques emocionales ni los paracaídas que suavicen los aterrizajes forzosos del alma

    Me gusta

  5. Ese guionista cenital que todo lo ve y le gusta jugar con nosotros!!! “Quien anda ahí?” nos preguntamos a veces, después de “apelotonomientos” de sucesos coincidentes.

    Me gusta

    1. Cierto David. Y ese guionista se ha portado de fábula en nuestra isla. Delfines saltando, sol despampanante, desayunos fabulosos en el Matinal, un apartamento salvaje y precioso, excursiones delirantes, una moto de la que estamos enamorados, visitas amiguetiles, mimos a destajo y mucho mucho amor. Somos afortunados.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s