Medianoche en París

Fantástica fábula de Woody Allen, que vuelve a su mejores películas de los ochenta en este caso revisitando su propio clásico, La rosa púrpura del Cairo.

Un guionista de éxito hollywoodiense, Gil Pender, pasa unos días de turisteo en París junto a su prometida.
La estancia por todo lo alto, la costean sus suegros, republicanos retrógrados y burgueses que han ido para hacer negocios.
Los primeros días de Gil (amante literario del París Modernista) en la capital francesa son de los más aburridos. Almuerzos pijos, visitas museísticas guiadas por un amigo pedante y cenas familiares en el Hotel.
Su desesperación aumenta cuando Gil expresa que París es el sitio ideal para afincarse como escritor y dejar su trabajo como guionista en Hollywood, y tanto su novia como sus suegros le toman por idiota.

Una noche tras una cata de Borgoñas, decide volver caminando al Hotel, pero se pierde en la encantadora noche parisina. Se detiene en una plaza. Es medianoche y empiezan a sonar las campanas de una iglesia…

Es entonces, cuando aparece el coche…

¡Divertidísima!


15 thoughts on “Medianoche en París

  1. Esta de París mola mazo como dice Sandra, tiene ese brillo de las buenas de pelis de Woody Allen. La vickyflauta es la peor con diferencia, no de este tío, si no de todas las que he visto nunca. Mira que hay pelis malas, pero es que esa no vale ni para papel del váter, encima a la pés le dieron el fóscar de los cojones… enfin… Suerte que yo la he borrado de la memoria, no como vosotros… solo recuerdo el trozo dels Quatre gats…

    1. Vale … Me gusta más ésta a pesar de no haberla visto aún. Sin embargo, Vickyblablabla me la chupé hasta el final. Después corrí a darme una ducha y a frotarme todo el cuerpo con piedra pómez porque me sentía sucio …

      1. Froté hasta hacerme heridas … me desangré en la bañera. Lo peor de todo, es que nada de esto hubiese pasado si hubiese depuesto mi actitud de outsider extremo. Pero ya vés, Peligro es mi primer apellido … la gente: – No la veas, es un crímen ! … y yo escupiéndoles … – Que os follen, me voy al Condis a por 100 gramos de mortadela para el bocata y a por una botella de Nestea … pienso acompañar la orgía gastronómica con Vickyblablabla … Bufff … me pillé hasta una bola de anacardos.

      2. Vomité lo ingerido durante la escena del parque … Un tío como el Javi, así cachas, ataviado tipo pepero bohemio … – Ay, creo que me he dislocado el hombro mientras giraba la muñeca para mirar la hora … Bouaaargh ! ! !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s